Ventajas del silencio en la lectura

Como parte de la campaña contínua de la Biblioteca Juan Alberto Aragón Bateman, estamos adelantando una serie de publicaciones para que los usuarios comprendan la importancia de guardar silencio, aprendan hábitos saludables de estudio y encuentren placer en la lectura silenciosa.

Todos tenemos hábitos de estudio distintos, algunas personas no necesitan silencio para estudiar, muchas otras sí y por ende, hacer silencio en la biblioteca es, en primer lugar, una señal de respeto por la actividad del otro. La lectura silenciosa tiene muchos beneficios:

  • Aumenta la productividad. Sin distracciones como música, charlas o elementos que llamen la atención desde el exterior, el aprendizaje es más rápido y efectivo.
  • Fomenta la relajación. No importa qué tan difícil sea el tema que estudie, los niveles de estrés se reducen al estar en un entorno tranquilo y callado; la respiración se normaliza por lo que el fluejo de oxígeno a la sangre es mayor, mejorando todos los procesos.
  • Estimula la percepción.

Síganos en

Ir arriba